Primeros meses del bebé

Cuando tu hijo nace y lo tienes entre tus brazos es una sensación que no se compara con ninguna otra,cuando sientes que eres mamá te cambia el mundo y la visión de todo lo que te rodea. Los primeros días en la clínica u hospital recibe ayuda de las enfermeras que están ahí y de la matrona que te van dando algunos consejos. Te enseñan a amamantar, a mudar a tu bebé y a limpiarle el cordón umbilical. El desafío llega en el día 3, cuando debes dejar la Clínica y volver a la casa para sobrellevar tu sola esta nueva etapa.

El post natal femenino es de seis meses, lo cual es muy poco tiempo para poder asentarte bien con tu hijo y dejarlo a cargo de otra persona. Yo menos mal que pude disfrutar a mi hija unos meses más ya que voy a la Universidad y justo me tocaron vacaciones de fiestas patrias, de verano y luego pocas clases por estar en el último año de la carrera. Para los hombres es aún peor, tienen 5 días para disfrutar al hijo o hija y después no tienen más remedio que volver al trabajo. Es lamentable que con esa cantidad de días no se alcanza a crear un vínculo firme, salvo que el padre se dedica mucho a estar los pocos momentos que pueda, con su bebé.

Al quedar la mamá sola viene esa sensación de angustia que a muchas madres le puede pasar y es completamente normal. Sientes que se te viene el mundo encima y que nadie está ahí para ayudarte, te sientes sola y no sabes que hacer con este bebé tan chiquitito que llora y necesita tanta atención. Te sientes agotada.

Recuerdo que cuando recién nació mi hija yo sentía que no era capaz, me sentaba al lado de ella y la veía dormir esperando que no se despierte muy pronto, me dolía darle pecho porque aún no sabía hacerlo y a veces cuando lloraba y no sabía porque yo lloraba a su lado. No podía ni comer ni ir al baño porque sentía que algo le podía pasar en mi ausencia. Sensación muy desagradable y que pensaba que no se me iba a pasar. Hay algunas mamitas lamentablemente que sienten odio hacia sus hijos, menos mal que a mi no me pasó algo así. Siempre amé a mi hija y no sentí rechazo hacía ella, pero la situación me sobrepasaba.

Poco a poco uno se empieza a acostumbrar a estas nuevas experiencias y a aprender de este nuevo integrante de la casa. Empiezas a entender las conductas y que hacer en caso de… 

A una semana de haber nacido hay que llevar a tu bebé a una consulta con el pediatra para que la o lo revisen. A mi hija la encontraron un poco amarilla, pero con leche materna se pasaba. Luego hay que llevarla una vez al mes para que le revisen el peso, la medida y que todo su desarrollo vaya en orden. 

Hasta los 6 meses tu bebé debe tomar sólo leche materna cada 3 horas aproximadamente, de día y de noche, lo cual cansa demasiado. A partir del 4 o 5 mes el bebé empieza a dormir más en la noche, puede estar más horas seguidas sin comer. 

Al mes mi hija empezó a sonreir y a mirarnos atentamente. A los tres meses empezó a conversar, a decir cosas y a tratar de tomar las cositas con sus manos. Se empezó a mover mucho más y ya no a estar sólo sentida en su silla. Al cumplir 4 meses empezó a dormir toda la noche, a reirse a carcajadas, a conversar más, a tomar todo y a los 5 meses comenzó a perfeccionarse. A los 6 meses comenzó a sentarse solita, empezó a comer comida, papillas de verduras y carne o pollo.

Muchas cosas suceden en sólo 6 meses. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s