La emoción de volver a casa

La verdad que siempre he tenido tiempo para estar con mi hija, algo de tiempo. Cuando ella nació yo estaba en cuarto año de la universidad, estuve un mes completo con ella (porque justo su nacimiento coincidió con fiestas patrias y otros feriados). Después de ese mes tuve que volver a clases, pero como estaba amamantando no iba a todas las clases, pero a la mayoría. Finalmente terminó el año cuando mi hija tenía 3 meses, menos mal que terminé todo bien y me quedé todo el verano con mi hija. Tres meses para disfrutarla, para quererla, mimarla, amamantarla y cuidarla.

Cuando empezó mi último año de la Universidad se puso todo un poco más difícil. No tenía muchas clases pero tuve que hacer la práctica, así que durante 5 meses estudiaba y trabajaba. Ahí veía muy poco a mi niñita preciosa que estaba creciendo tan rápido. Lamentablemente como empecé a estar menos en la casa se me cortó la leche de a poco. Igual alcancé bien a darle hasta el año, pasado esta edad me salía muy poco pero igual teníamos ese vínculo para estar juntas.

En agosto de 2010, un mes antes de que mi hija cumpliera un año decidí dejar de trabajar para terminar la tesis y terminar bien la universidad pero en realidad la causa principal era para estar con mi hija. Estuve mucho más tiempo con ella, terminé muy bien la universidad pero no avancé casi nada en la tesis, cosa que quedó pendiente.

Hasta diciembre de 2010 me quedé con mi hija, teniendo que ir a la universidad pero por lo menos pasaba unas horas extras a la semana con ella. Cuando empezó enero me embarqué en un nuevo proyecto, la verdad es que nunca me puedo quedar tranquila, y decidí trabajar tres meses. Ahí todo cambió y poco podía ver a mi hija.

Por fin hoy día 31 de marzo termina una etapa, dejo de trabajar y me dedico a terminar mi tesis por fin, que tengo que entregar este semestre y puedo estar más con mi hija. Tengo ganas de estar al lado de ella para verla crecer todos los días. Quiero que aprenda a caminar conmigo, que aprenda a decir sus primeras palabras a mi lado y jugar con ella, pasar todo el tiempo que pueda con mi hija. Desde mañana en adelante tomaré mejor las decisiones y los horarios de trabajo que pueda tener a futuro serán supeditados al tiempo que sí o si quiero tener con mi hija.

No digamos que me gusta mucho estar en la casa, pero estar con mi hija no tiene precio y debe ser ahora que está en la edad en que tiene que sentir mi cercanía y saber que yo voy a estar a su lado pase lo que pase. Además a fin de año mi hija necesitará mi apoyo más que nunca ya que nos vamos del país y quiero estar para ella en todo ese proceso. En realidad quiero estar presente para mi hija y para mi pareja, necesito dar el respaldo a mi familia y por supuesto desarrollarme profesionalmente pero mi número uno es mi familia, mi hija y mi pareja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s