Dejar de amamantar, difícil tarea

La verdad que darle leche a tu bebé es una de las experiencias más lindas que pueda disfrutar una mamá después del nacimiento. Tu hijo o hija nace y te lo ponen al pecho para que empiece esta aventura de alimentar a tu bebé que se prolongará hasta los 6 meses en forma exclusiva y hasta los 2 años como sugiere la OMS.

Los primeras semanas a veces es difícil adecuarse, además hay que pensar que el bebé se despierta cada 3 a 4 horas para tomar leche. Hay muchos pediatras que eligen la libre demanda como método de alimentación de los bebes, es decir, debes darle pecho cuando tu bebé te lo pida. Es desgastante, pero poco a poco los bebes se empiezan a ordenar en sus ciclos. (Es importante saber que los bebes pequeños no tienen ciclo de día y noche, sino que su ritmo es de 3 a 4 horas. En cuatro horas el bebé duerme, come y hace caquita).

Los siguientes meses, cuando ya pasas el tercer mes es un encanto darle pecho a tu bebé. En un comienzo puede que duela por la cantidad que te sale o porque, por el contrario, el flujo de leche es muy bajo y tu bebé succiona fuerte y no recibe nada. También hay niños que no saben tomar leche bien y que te pueden hacer daño al momento de tomar. Dar pecho no debe doler, por lo tanto, si te duele quiere decir que algo está mal. O tienes mastitis, o tienes mucha leche y debes sacarte cuando no le estás dando a tu bebé, o tu bebé no sabe succionar bien.

En mi caso yo tenía que sacarme leche con los estupendos y muy cómodos saca leche antes de la toma de mi bebé o sino mi hija se ahogaba con la cantidad de leche que le salía. Hay que tener presente que la cantidad de leche que uno produce no tiene que ver con el porte del envase. Es fundamental además alimentarse bien durante toda la lactancia y tomar muchísima agua para producir mucha leche. Hay mamas que se ponen a hacer dieta apenas nace el bebé y eso les hace producir menos leche.

Cuando tu bebé empieza a ordenarse en sus tomas tu cuerpo también lo hace y se sincroniza con el bebé, cuando tu hijo o hija necesita leche habrá leche (salvo que tengas algún problema adicional de producción de leche).

A los seis meses tu bebé empieza a comer otros alimentos, lo cual disminuye la ingesta de leche materna y la producción de parte de la mamá. El cuerpo se adecua por si sólo. Y cuando ya se acerca el primer año de tu bebé hay que pensar la forma de dejar de amamantarlo. Hay mamas que deciden dejar de darles leche antes del año ya que deben salir a trabajar o suplen su leche con mamadera. Yo preferí prolongar lo más que pude la lactancia materna que es el mejor alimento que uno le puede producir al bebé hasta que realmente ya no lo necesitan que es al año de edad.

Al año, según los pediatras, los bebes pueden comer todos los alimentos así que ya no necesiten de la leche materna ni de las vitaminas que se le deben dar al bebé durante los primeros once meses.

Pero, ¿Cómo dejo de darle leche a mi bebé?

Hay opiniones muy divergentes, algunos dices que hay que cortarlo de raíz de un día a otro, pero esto puede perjudicar el cuerpo de la mamá ya que seguirá produciendo leche y le puede provocar dolor. Otras personas piensan que lo mejor es ir quitándole tomas que para el bebé no son tan trascendentales como la de la tarde. En la mañana y en la noche el niño puede necesitar el pecho.

Y, ¿Cuando mi bebé no quiere aceptar la mamadera?

Este es el caso más difícil y es mi caso. Llevamos meses intentando y no quiere aceptar el biberón por nada del mundo. Me sugirieron cortar la leche de un momento a otro pero lo encuentro muy traumante. Es decidido seguir dando pecho y ayudar a mi cuerpo a producir más leche. En esto te ayuda mucho el remedio Sulpilan, que tiene algunos efectos secundarios como todos los medicamentos.

Pero hay que encontrar el momento indicado en que tu y tu bebé se sientan listos para dejar de amamantarlo. Hay niños que sufren mucho en este etapa y lloran pidiendo la leche. Hay que ser fuerte y lograr superar este episodio que es fuerte pero pasa rápido. La verdad es que creo que uno sufre más de lo que sufre el bebé.

Hay que tener paciencia, fuerza de voluntad para dejar de dar pecho y poco a poco incentivar a que tu bebé tome de otra forma la leche que es tan importante para su crecimiento como mamadera, taza o jarrito.

Fuerza a las mamas que están pasando por esta etapa y cuenten sus experiencias. Lo más difícil de todo esto no es dejar de alimentar a tu bebé sino que romper ese vínculo tan cercano que se tiene a la hora de dar pecho, uno siente que tu bebé se está empezando a independizar un poco de ti y eso da mucha pena.

Anuncios

La salida de los dientes

Cuando tu bebé se empieza a acercar al momento de probar alimentos por primera vez, uno se empieza a cuestionar cuando llegará la salida de los dientes. Cada niño tiene su propio tiempo y no hay que asustarse si al año tu bebé tiene sólo dos dientecitos.

El rango de edad va desde los 3 meses hasta el año para la salida de los dientes aprox. Los primeros dientes que salen son los incisivos frontales inferiores, luego aparecen los superiores (alrededor de dos meses después) y luego los incisivos laterales. Luego empieza la aparición de los molares y por último los colmillos (hasta el año y medio aprox.). Los segundos molares aparecen alrededor de los 2 o 3 años.

Las típicas molestias que se relacionan a la salida de los dientes es la hinchazón de las encías, que babeen mucho, que produzca picazón y molestia local. La fiebre que a veces se atribuye a este proceso no debería ocurrir. Es decir, si tu bebé tiene fiebre general probablemente no se deba a la salida de los dientes. Es muy usual que todo lo que le suceda al bebé en esta época se dice que es por la salida de los dientes.

Es importante saber que no hay que llenarlo de anestésico local y remedios para que se le pasen los efectos de la salida de los dientes. No es tan terrible como parece, obviamente para el bebé es molesto ya que se le está rompiendo la encía para la salida de las piezas dentales, pero todos han pasado por ella sin ningún final terrible. 

Hay algunos consejos para aliviarles el dolor a los bebes:

-Darle mordedores para que puedan aliviar la picazón. Hay algunos que se pueden congelar y que le producen más alivio.

-Frotarle las encías con la yema de tu dedo también les alivia el malestar

-No darle alimentos muy calientes

-Si el bebé sigue molesto se le puede dar algún remedio natural, hay uno que venden en farmacias que se llama Calmatol, es bastante efectivo.

Primeros tres meses

Empiezan a contarse los días, semanas y meses que estas embarazada. Los primeros tres meses todavía parece que no hay ningún cambio. Nadie nota que estás esperando un hijo/a y por los cambios que está pasando por dentro. Mis primeros tres meses de embarazo fueron bastante fáciles de sobrellevar. Sentía un poco de asco, nauseas y dolor de panza, pero nada que no se pueda aguantar.

La ansiedad que se tienen los primeros meses es increíble, de un día para otro te dicen: Estás esperando un hijo, y todos los planes o lo que tu te imaginabas a futuro desaparece, trayendo nuevos planes y proyectos. Lo lindo es que tuve la pareja a mi lado y por muy @mamainexperta que soy, tengo un @papainexperto a mi lado que me ayuda a equivocarme y a conocer este nuevo mundo que se nos viene por delante.

Durante estos tres meses no se nota la panzita, sólo tienes la sensación de que estás esperando un bebé por los malestares que puedas tener. Lo que sí aparece rápidamente es el sueñito, tu cuerpo está trabajando mucho más ahora así que se gastan más energías. Hay que aprovechar al máximo dormir porque ahora que mi hija tiene casi un año me doy cuenta que eso si que no se recupera, las horas de sueño.

Es importante ir mensualmente al ginecólogo y al ecógrafo para que vayan revisando todos los meses que todo vaya bien. En resumidas cuentas los tres primeros meses de mi embarazo pasaron en general tranquilos, cuesta acordarse de los detalles cuando ya ha pasado más de un año.

Leyendo lo que escribí en ese momento el cansancio y las nauseas fue lo más molesto. Lo que sí nunca tuve vómitos ni grandes malestares, hay que estar tranquila más que nada, saber comer lo que sientas que no te haga mal y descansar lo suficiente. Obviamente no estar en lugares muy encerrados, ni con humo de cigarro y no tomar ni fumar. Todo lo que hagas ahora le hace bien o mal a otra personita que está dentro tuyo.

Como yo, @mamainexperta soy una persona muy organizada y minuciosa empecé a hacer una lista con las cosas que iba a necesitar más adelante cuando naciera el bebé. En mi caso yo tenía que pensar en como decorar mi casa y además la pieza de mi hijo. Es importante hacer una lista para luego consultarla con las mujeres que han sido mamas hace poco para que te ayuden en lo que se usa en la maternidad y lo que es simplemente comercial

Primeros pensamientos post-positivo

Cuando te das cuenta de que tienes de ahora en adelante una gran responsabilidad, se te viene el mundo encima. ¿Seré capaz de llevar bien este embarazo y después hacerme cargo del bebé?. Se te pasan mil preguntas por la cabeza.

Como mamá tecnológica que soy, siempre conectada al computador, lo primero que hice al momento de estar embarazada es empezar a buscar en la web que estaba pasando conmigo. Cuales son los procesos que están pasando con mi cuerpo mes a mes y que debo ir haciendo. Curiosamente uno confía más en lo que dice la web y en las opiniones de diversos foros, que lo que dice un doctor.

Al momento de elegir un ginecólogo fue una dificil decisión. Si tienes uno de bastante tiempo sólo debes confiar en él los 9 meses siguientes y el parto, pero si no tienes alguien fijo, como me pasó a mi, hay que empezar a dejarse llevar por las opiniones y sugerencias de las demás. Es importante elegir a alguien que trabaje con tu isapre o fonasa así te saldrá más a cuenta las consultas y el parto.

Pero antes de todo eso, sinceramente lo primero que uno quiere saber, antes del parto para el cual todavia falta tiempo, hay que pensar que pasará estos 9 meses. Ahí empieza un largo googleo por la web buscando las palabras: “embarazo”, “bebe”,”maternidad”. Aparece una larga lista de página, unas nada que ver y otras que te van contando mes a mes las evoluciones de tu bebé.

Hay que tener ojo con dejarse guiar por cualquier página porque muchas estipulan un determinado tipo de proceso del embarazo y NO PARA TODAS ES IGUAL!. No hay que preocuparse si tu bebé no creció exactamente lo que decía en la web, tu doctor sabe más o el ecógrafo y hay que confiar en ellos. Ah, una cosa importante, lo mejor es anotar todas las dudas que tienes para preguntársela a tu ginecólogo al momento de visitarlo mes a mes.

Sinceramente el embarazo es un estado no tan particular y tan dificil de sobrellevar. Tienes que cuidarte mucho durmiendo y comiendo bien y haciendo ejercicios para embarazadas. Pero no estás enferma ni sufriendo una enfermedad, por el contrario estos nueves meses son para disfrutar pero siendo responsable con tu cuerpo y tu bebé.