Primeros pensamientos post-positivo

Cuando te das cuenta de que tienes de ahora en adelante una gran responsabilidad, se te viene el mundo encima. ¿Seré capaz de llevar bien este embarazo y después hacerme cargo del bebé?. Se te pasan mil preguntas por la cabeza.

Como mamá tecnológica que soy, siempre conectada al computador, lo primero que hice al momento de estar embarazada es empezar a buscar en la web que estaba pasando conmigo. Cuales son los procesos que están pasando con mi cuerpo mes a mes y que debo ir haciendo. Curiosamente uno confía más en lo que dice la web y en las opiniones de diversos foros, que lo que dice un doctor.

Al momento de elegir un ginecólogo fue una dificil decisión. Si tienes uno de bastante tiempo sólo debes confiar en él los 9 meses siguientes y el parto, pero si no tienes alguien fijo, como me pasó a mi, hay que empezar a dejarse llevar por las opiniones y sugerencias de las demás. Es importante elegir a alguien que trabaje con tu isapre o fonasa así te saldrá más a cuenta las consultas y el parto.

Pero antes de todo eso, sinceramente lo primero que uno quiere saber, antes del parto para el cual todavia falta tiempo, hay que pensar que pasará estos 9 meses. Ahí empieza un largo googleo por la web buscando las palabras: “embarazo”, “bebe”,”maternidad”. Aparece una larga lista de página, unas nada que ver y otras que te van contando mes a mes las evoluciones de tu bebé.

Hay que tener ojo con dejarse guiar por cualquier página porque muchas estipulan un determinado tipo de proceso del embarazo y NO PARA TODAS ES IGUAL!. No hay que preocuparse si tu bebé no creció exactamente lo que decía en la web, tu doctor sabe más o el ecógrafo y hay que confiar en ellos. Ah, una cosa importante, lo mejor es anotar todas las dudas que tienes para preguntársela a tu ginecólogo al momento de visitarlo mes a mes.

Sinceramente el embarazo es un estado no tan particular y tan dificil de sobrellevar. Tienes que cuidarte mucho durmiendo y comiendo bien y haciendo ejercicios para embarazadas. Pero no estás enferma ni sufriendo una enfermedad, por el contrario estos nueves meses son para disfrutar pero siendo responsable con tu cuerpo y tu bebé.

Anuncios